Proceso

La industria textil es una de las mayores consumidoras de agua, especialmente en sus procesos de tintura y acabado. Por ello, genera grandes cantidades de agua residuales generalmente con elevada salinidad y coloración debida a los colorantes residuales. El principal inconveniente de los colorantes es que están formados por estructuras moleculares aromáticas de elevada estabilidad química y resistencia a los ataques de los microorganismos. Por ello, no pueden ser eliminados mediante tratamientos biológicos convencionales, requiriéndose tratamientos terciarios específicos para su eliminación. Los tratamientos terciarios más utilizados están basados en la separación de los colorantes del efluente, generando un residuo de contaminantes concentrados que debe ser posteriormente tratado con el fin de eliminarlos.

El tratamiento ECUVal está constituido por una celda electroquímica y una fuente de radiación UV. Se aplica a los baños residuales de tintura y efluentes de lavado con alta coloración y salinidad. Seguidamente, los efluentes tratados pueden reutilizarse en un nuevo proceso de tintura. De esta manera, se aprovecha el electrolito residual y al mismo tiempo se reduce la salinidad de las aguas residuales. Todo ello comporta una importante ventaja sobre todo para los países mediterráneos, que tienen ríos poco caudalosos. 

Actualmente, no existe otro tratamiento que combine la electroquímica y la radiación UV con esta finalidad. El sistema funciona por medio del electrolito residual de las tinturas, sin necesidad de añadir reactivos químicos. Por todo ello, el sistema ECUVal se considera como una nueva tecnología ecológica.